Precio reducido!
Lubricante Fitoplancton Delay Effect

Lubricante Fitoplancton Delay Effect

PP0732

Producto nuevo

18,39 €

-20%

22,99 € impuestos incluidos.

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Descripción

Toda la esencia, calidad y cualidades de nuestro lubricante íntimo con base agua y extracto de fitoplancton Amoréane sin ningún tipo de olor ni color. Máxima pureza y versatilidad en una variante neutra que gustará a todos.

Ingredientes principales:

  • Phytoplankton Marine extract
  • Carica papaya fruit extract
  • Chamomilla recutita flower extract…

Peso / Medidas:

  • Contenido: 100 ml e 3.38 Oz
  • Botella: 125 mm altura x 60 mm ancho x 40 mm profundidad
  • Caja: 150 mm altura x 60 mm ancho x 40 mm profundidad
  • Peso: 141 grs (caja con la botella llena)

Al fitoplancton marino se le conoce como “la leche materna de nuestra madre tierra” pues por sí mismo provee de todo lo necesario para vivir. Compuesto por diversas especies de seres unicelulares es de hecho la base de la cadena alimenticia marina siendo su composición nutricional tan completa que permite que las grandes ballenas alcancen vidas longevas en plenitud alimentándose básicamente de él. Y de ahí que la NASA se interesara en su estudio y realizara una serie de investigaciones gracias a las cuales hoy sabemos que es además el responsable del 90% del oxígeno del planeta. Pues bien, existe una granja marina única en el mundo donde actualmente se cría fitoplancton -sin dañar el medio ambiente- en cuya composición hay más de 200 especies de diatomeas que tras un tratamiento exclusivo ofrece un producto de alta biodisponibilidad que proporciona 400 veces más energía que ningún otro vegetal conocido. Potente antioxidante ayuda asimismo a alimentar y desintoxicar las células y beneficia al sistema inmune al apoyar a las células-T. Hablamos del Alpha3CMP.

En cuanto a las propiedades de este singular fitoplancton diremos que puede ayudar a nuestro organismo en sus funciones de depuración y limpieza pues sus diatomeas pueden actuar como microfiltros que purifiquen nuestra sangre, tejidos –y, por ende, los órganos- y líquidos extracelulares. A fin de cuentas si una de las prioridades de la medicina natural es proceder siempre a limpiar el medio interno, nuestro mar interior, nada mejor que el fitoplancton marino,  afín a nosotros, para hacerlo. No olvidemos que somos agua en una gran parte -tanto intra como extracelularmente- y que ese líquido debe estar lo más limpio posible.

Por otro lado, debido a su composición rica en minerales, aminoácidos, glúcidos, ácidos omega 3 y 6, ARN y oligoelementos es beneficioso para todas las funciones orgánicas así como para reequilibrar todos los procesos que dan lugar a cuadros degenerativos e inflamatorios, desvitalización, desmineralización y acidificación –reequilibra el pH de los líquidos fisiológicos y de los tejidos- a la vez que contribuye a una mejor conducción de los impulsos nerviosos y a la mejora del aparato locomotor. Es más, se ha constatado que hay cambios beneficiosos en la calidad del sueño, en el perfil lipídico (baja el nivel de triglicéridos), en la función hepática, en la visión, en el aspecto y suavidad de la piel, en las alergias, en el sistema inmune…

Hoy son numerosas las disciplinas que buscan cómo alargar nuestra vida y comprender mejor los mecanismos que dan lugar a las enfermedades –desde la Nutrición a la Genómica pasando por la Metabolómica, la Física Cuántica, la Biología molecular y celular, la Farmacognosia y muchas otras- pero algunos empezamos a darnos cuenta de que lo más poderoso se encuentra a menudo en lo más simple. Ocurre como con la Homeopatía en la que los remedios vegetales más sencillos estructuralmente son los más potentes; es el caso, por ejemplo, del Lycopodium. Una paradoja con la que convivimos sin darnos demasiada cuenta. Y sin embargo lo más simple de nuestro organismo, la célula, contiene toda la complejidad del cuerpo pues es capaz de realizar prácticamente todo. Cada célula de nuestro cuerpo es un universo en sí mismo. Trillones de minúsculos universos pues se alinean para que nosotros, “los reyes de la Creación”, vivamos felices y sanos muchos años. Sí, la célula y el entorno son un reflejo perfecto de lo que es el sistema de intercambio que permite la vida.

Por otra parte, cuanto más sencillo es un alimento más fácil es de digerir y absorber. Y más rápida la utilización de los nutrientes que aporta. La biodisponibilidad de los ingredientes en un suplemento nutricional es por tanto esencial para que no todo quede en una buena composición teórica. Y el fitoplancton Alpha3 CMP pertenece a ese grupo de alimentos y sustancias que por estar en el origen de la vida son reconocidos instantáneamente por el cuerpo aportando todos sus nutrientes de forma inmediata.

Ciertamente un tratamiento de este fitoplancton asociado a la ingesta de otros ingredientes interesantes y conocidos -como los jugos de noni y aloe vera, la astaxantina o el aceite de jengibre, entre otros- mejoran los efectos al poder amplificarse sinérgicamente los beneficios.

En 1902 William Abbot dijo que “existía un pasto verde donde los nietos de nuestros hijos irán a buscar el pan”. Y un día hubo quien, en efecto, se decidió a buscar de qué se alimentaban las ballenas para tener una vida tan longeva y saludable durante tantos años. La respuesta fue el fitoplancton marino.

Productos relacionados